Fundamentos de la ilustracion

Parte 1





En ocasiones cuando cuando estoy conversando con alguien y viene a colación el tema del diseño gráfico las personas suelen comentarme lo mucho que le gustaría saber dibujar y pintar. La gente tiende a relacionar al diseñador gráfico con un pintor o dibujante, sin embargo en la práctica no es así, hay muchos diseñadores que tienen el talento para realizar excelentes ilustraciones y otros cuyas fortalezas se inclinan mas a la publicidad, animación, etc.

Otro cosa que suelen creer las personas que desconocen del tema es pensar que una ilustración digital la hace la computadora prácticamente sola, que hacer un "dibujito" en la computadora es cuestion un "momentito". Realmente hay herramientas que optimizan el trabajo, un ejemplo pueden ser las Acciones que permiten generar una secuencia de comandos útiles a la hora de realizar tareas repetitivas. Sin embargo una ilustración digital requiere tiempo, técnica y buen manejo de las herramientas del programa a utilizar, además hay que tener en cuenta que los principios a aplicar son los mismos que en una ilustración realizada a mano y que la compútadora es una herramienta mas como lo sería un lapiz o un pincel.

El primer paso para realizar una ilustración es definir el tema y la técnica a utilizar. Existen diversas técnicas como lápiz, creyón, acuarela, aerógrafo, tinta china, digital, etc. En mi opinión la mas apropiada para comenzar es el lápiz , digamos que es bastante manejabe, no requiere mucho aparataje ya que con un lápiz y una hoja de papel se puede comenzar a hacer trazos, después podemos experimentar con color, bien sea acuarela, creyón, acrilicos, etc. Luego se pueden aprender técnicas de ilustración en tinta o marcadores, varía un poco ya que en lugar de claro-oscuro se utiliza alto contraste o posterización, algo que es básico también a la hora de realizar una síntesis gráfica, pero de esto hablaremos mas adelante.

¿Que se necesita a la hora de realizar una ilustración?

Lo primero es definir que vamos a ilustrar. Una vez que tenemos el tema de la ilustración y habiendo seleccionado la técnica a utilizar, definimos los materiales que necesitaremos. Podemos elegir por ejemplo realizar una ilustracion de una flor, un animal o una fachada. Para ello debemos conseguir una referencia que generalmente es una foto la cual llevamos al tamaño en que vamos a hacer la ilustración.

Es preferible que la foto seleccionada tenga buena calidad de imagen y buena resolución. Como vamos a trabajar en lápiz es recomendable pasar la foto a escala de grises antes de imprimirla. Una vez que contamos con nuestra referencia pasamos a preparar el papel donde realizaremos la ilustración.

Tengamos en cuenta que el soporte debe ser seleccionado de acuerdo a la técnica, por ejemplo, en el caso de la acuarela se requiere un papel con gran contenido de fibra de algodón, pero en el caso de los creyones se puede utilizar lienzo o bristol y obtener buenos resultados a pesar de la diferencia entre ambos materiales. En nuestro caso también podemos usar bristol ya que es económico y cumple los requerimientos para trabajar con lápiz al igual que con creyón.

Vamos a tomar nuestra hoja y con cinta plástica de la opaca (3M) crearemos un marco cuyo interior sea del tamaño de nuestra referencia. Esta cinta plástica es la que tiene la particulartidad de que se puede despegar luego sin romper el papel. Hacemos esto para delimitar limpiamente el area de nuestra ilustración.

Una vez tenemos el papel listo procedemos a calcar la imagen. Como lo mas probable es que no tengamos una mesa de luz podemos improvisar una con una lampara de luz fria y una mesita de vidrio. Simplemente colocamos la lamparita por debajo de la mesa y problema resuelto (es lo que solía hacer cuando estudiaba). Hay que tener en cuenta que si usas luz normal en lugar de luz fría corres el riesgo de quemarte y quemar el vidrio. Una vez resuelto lo de la mesa podremos calcar la imagen tratando de delinearla lo mas detalladamente posible, sin afincar el lápiz para que el papel no se marque.

Luego vamos a “pintar” con lápiz nuestro dibujo por sectores pequeños, una buena forma de hacerlo es tomar una hoja y hacer justo en el centro una pequeña ventana de 4x4 cms. Esta ventanita nos permitirá centrar nuestra atención en el área que estemos trabajando para acercarnos en tonalidades lo mas posible a la referencia.

Cuando utilizamos lápiz para dibujar es importante contar con una gama que cubra nuestros requerimientos. La gama de lápices de dibujo va de el 6H hasta 6B como podemos ver a continuación:

6H – 5H – 4H – 3H – 2H – H – HB – B – 2B – 3B – 4B – 5B – 6B

La gama de los H son lápices de mas dureza mientras los B son los mas blandos. Generalmente al ilustrar no trabajamos con una dureza superior al 2H, pero podemos disponer de toda la gama B. Un ejemplo de cómo pudiese ser nuestro set de lápices es el siguiente: 2H – HB – 2B – 4B – 6B o también H – B – 3B – 5B

Es importante previamente hacer una escala de valores en trama la cual usaremos de referencia. Creamos un rectángulo de 25 cms de ancho por 7 de alto y lo dividimos en 10 cuadros de 2.5 cms. de ancho c/u. Las tramas se hacen pintando suavemente con el lápiz en 4 direcciones. La primera es con líneas continuas sin levantar el lápiz en un ángulo de 45° y luego repetimos el procedimiento pero en un ángulo de -45°. Continuamos con líneas en vertical y después en horizontal. Para finalizar hacemos círculos muy, muy pequeños para rellenar los espacios que quedaran en blanco y darle uniformidad. Usando los diferentes lápices rellenaremos gradualmente los 10 cuadros empezando con blanco pasando por diferentes tonalidades de grises hasta alcanzar el negro. Estas tramas son las que luego aplicaremos al pintar la ilustración.

Este trabajo requiere de mucha observación prestando especial atención en los detalles y fijando la atención en sectores muy pequeños.

En la siguiente parte tendremos un ejemplo práctico de todo lo que hemos tratado en esta entrada para así sentar las bases que nos permitirán adentrarnos en el mundo de la ilustración digital.




Ir a la segunda parte | Tutorial: Ilustracion a lapiz